SON 972 II.EE. QUE CONFORMARON SUS BAPES EN LA REGION JUNIN

94c3dbaf-0d56-4880-8632-99a414c0854e
Para promover que las instituciones educativas involucren a los padres y madres de familia en la protección y seguridad de los estudiantes mediante acciones de vigilancia social en la prevención de riesgos contra la integridad física y moral de los estudiante, 972 instituciones educativas de la región conformaron sus Brigadas de Protección Escolar (BAPES), informó la Directora Regional de Educación Maritza Galarza Núñez.
La conformación de las brigadas se realizó en zonas de mayor vulnerabilidad como; alto tránsito, zonas donde impera la delincuencia juvenil o el pandillaje pernicioso, donde se expenden insumos de dudosa procedencia como las drogas o alimentos sin registro sanitario, locales de mala reputación, informó la Lic. Beatriz Mendoza Meza especialista de educación de la DREJ.
En la UGEL Yauli, 33 Instituciones Educativas que conformaron sus Brigadas de Protección Escolar, En la UGEL de Tarma 39, en la UGEL Jauja 91, en la UGEL de Río Tambo 32, en la UGEL Chanchamayo 45, en Concepción 84 , en la UGEL Rio Ene Mantaro 19, en Jauja 91, en la UGEL Junín 31, en Pangoa 186, en Huancayo son 173 instituciones y Chupaca con 143 instituciones educativas que tienen conformadas sus brigadas y finalmente Satipo está en vías de reportar la conformación de Brigadas de protección Escolar.
Los Directores de las instituciones educativas, han informado que algunos los padres de familia son renuentes a asumir la responsabilidad de la seguridad en el entorno de las escuelas de sus propios hijos. Poco interés de los padres de familia en activar las BAPE de sus II.EE. algunos padres de familia presentan inconvenientes para asistir y cumplir con el entorno más cercano de sus hijos.
Los principales logros presentados en la conformación de la Brigadas de Protección Escolar es el fortalecimiento del trabajo articulado con los padres de familia para la protección y seguridad escolar, también el trabajo articulado con la policía nacional, se logró obtener información de lugares de riesgo en los alrededores de las II. EE., facilitando la intervención oportuna de la Fiscalía y Policía Nacional especializada para casos de alto riesgo (zona urbana). Y los posibles brotes de violencia y actos delictivos en los alrededores de las II.EE.